La cumbre de Río+20, un fracaso que no cumple las expectativas (segunda parte)

Hola Buenas   tardes. ¿’Cómo  estás? Espero que muy bien y feliz de estar disfrutando  del verano.

Hace una semana te hablé sobre la decepción de La Cumbre Río +20,  ya que se esperaba que superara lo logrado en La Cumbre de la Tierra de 1992. Sin embargo  los acuerdos logrados  son de un impacto mucho menor as los logros alcanzados en 1992.  A una semana de su conclusión, el debate  sobre lo que nos ha dejado Río +20 continúa.

La preocupación por el cuidado del medio ambiente, el cambio climático/calentamiento global y el bien común, parece ser lo menos importante para los dirigentes de diversos países, quienes solo velan por intereses particulares, locales y regionales.

La cumbre Río +20 nos deja claro que los líderes mundiales solo buscan satisfacer sus intereses personales y están lejos de considerar  el bien común como su verdadero objetivo.  Pretenden deslindarse de la responsabilidad que tienen con el medio ambienta y la sociedad mundial. Únicamente se dedican a señalar culpables para  justificar su postura y no asumir un verdadero compromiso con el planeta.

Es lamentable que los países desarrollados  no asuman un compromiso total con el desarrollo sustentable, restándole seriedad al tema.  Prueba de ello es la no asistencia de Barack Obama y Ángela Merker  a la Cumbre de Río +20. Esta actitud de dos potencias mundiales (Estados Unidos y Alemania) nos demuestra que para ellos el  tema sustentable  esta en segundo plano en estos momentos, lo que manda un mensaje al resto del mundo de falta de responsabilidad hacia con el planeta.

Igualmente es decepcionante la actitud de diversos países  subdesarrollados, quienes solo  buscan asignar como culpables del deterioro ambiental a países desarrollados. No se trata de asumir posturas que entorpecen el llegar a acuerdos que tengan un verdadero impacto positivo en la vida de la humanidad y favorezcan la preservación del medio ambiente.

No podemos seguir perdiendo el tiempo en discusiones que no llevan a un rumbo claro.  A pesar de la escasa profundidad del acuerdo logrado durante La cumbre de Río +20, tenemos que aprender la lección que nos ha dejado: trabajar en conjunto en búsqueda del bienestar común y dejar atrás los prejuicios y búsqueda de culpables.

Ante lo que ha sucedido durante La Cumbre Río +20 y los pobres resultados obtenidos, podemos reflexionar y hacer la siguiente pregunta  ¿realmente quieren los  dirigentes mundiales que tengamos un mejor futuro? Parece ser que el futuro que deseamos realmente no será  posible hasta que no exista  compromiso y voluntad de todos los países.

Dejemos de buscar culpables y propongamos soluciones.

Nos vemos en la próxima.

Dios te bendiga.

Cuídate.

Fuentes consultadas.

http://www.ellitoral.com/index.php/diarios/2012/06/29/opinion/OPIN-04.html

Acerca de Michael Cantero

Inspirado a promover una cultura incluyente
Esta entrada fue publicada en Inclusión y diversidad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s